Perrita deprimida está sola en refugio durante 2 años: Pero de repente siente un olor conocido

Esta perrita llamada pakita se pasó dos años en un refugio para animales en Argentina, nunca pudieron adoptarla, lo que no sabian es que la pequeña Pakita ya tenía hogar.

Esta perrita llamada Pakita durante 2 años se encuentra con problemas para encontrar una casa. Fue totalmente abandonada en Arca Animal, que es un refugio para animales en Argentina, que confirmaban que esta perrita perdida estaba vagando por la calle. A Pakita la recibió Silvia Ferreyra con muchísimo amor, pero la perrita se encontraba muy triste.

La perrita nunca era adoptada ya que todas las personas que iban al refugio querían una perrita mas joven y feliz.

Silvia dijo a The Dodo:

“La gente prefiere cachorros. Entonces, durante dos años, ella se quedó con nosotros”.

Lo que desconocían los cuidadores es que Pakita ya tenia un hogar, y un papá humano que la estaba extrañando muchísimo.

La perrita se pasaba el día triste por lo que tomarle una foto en la que saliera un poco animada y contenta era prácticamente imposible, dado que se encogía y se alejaba aunque Silvia intentara que se relajara. Un día finalmente consiguieron fotografiarla con un aspecto mas decente para poder publicar su caso en las redes sociales y que alguien la pudiera adoptar.

Silvia dijo:

En cuestión de minutos recibimos un mensaje que nos dejó alucinados, era de una mujer que afirmaba que ese perro era de su hijo y que llevaba todo este tiempo buscándolo.

Ariel Naviera, era el hijo de esta mujer, el hombre había perdido cualquier esperanza de volver a ver a su amiga. Pakita se había ido de casa hace dos años y Ariel aunque removió cielo y tierra nunca la encontró.

Ariel se dirigió al refugio al día siguiente para saber si era realmente Pakita su perra perdida. Como pasó tanto tiempo podría ser que Ariel no reconociera a la perfección a Pakita. Sacaron a Pakita para llevarla con su padre humano pero al verlo como siempre se frenó. La perrita no era consciente de que pudiera conocer a esa persona que estaba frente a ella parada.

Pero en un instante todo cambió. Pakita se acercó al hombre lentamente, olió a Ariel, y de pronto reaccionó con una inmensa felicidad, una alegría que los cuidadores no habían visto en años.

Silvia dijo:

“A partir de ese momento no hubo dudas”.

Ariel dijo:

“Fue hermoso. Estaba triste por perderla, pero recuperarla fue espectacular. No hay palabras para describirlo”.

Ya ha pasado mas de un año desde que la perrita Pakita está con Ariel de nuevo, pero su alegría no desaparece ahora que está con su papá humano.

Ariel añadió:

“Estamos super felices”.

Fuente: Arca Animal

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.