Estos pescadores creyeron ver una foca sobre un iceberg, hasta que miraron más de cerca.

Los grandes sucesos ocurren inesperadamente, y fue precisamente un gran suceso lo que presenciaron los pescadores Allan Russel, Mallory Harrigan y Cliff Russell cuando se adentraron al mar a unas millas de la costa de Labrador, en Canadá.

Desde lejos lograron observar un iceberg, mismo que flotaba a la deriva. Encima de él había una pequeña criatura, los pescadores pensaron que quizás se trataba de una foca, pero cuando se acercaron se llevaron una gran sorpresa.

Se trataba nada más y menos que de un zorro del ártico. El indefenso animalito parecía aterrado, posiblemente estaba hambriento y se encontraba siendo atacado por gaviotas.
Los pescadores pensaron que tal vez el pequeño zorro había quedado atrapado cuando buscaba comida. Por desgracia, el trozo de hielo en el que estaba flotando se había partido, enviándolo mar adentro.

Los tres hombres decidieron hacer algo por el animalito pues en la situación en la que se encontraba no tenía muchas probabilidades de sobrevivir.

Colocaron el barco junto al iceberg para que el zorro pudiera subir a bordo, no fue una tarea fácil ya que el animal se encontraba muy asustado e intentó huir de los pescadores, para poder rescatarlo tuvieron que romper el pedazo de hielo donde se encontraba y atraparlo con el salabre. Finalmente lograron rescatarlo.

Después de que los pescadores lo subieran al barco, lo acomodaron en una pequeña cama que improvisaron para poder cuidarlo hasta que recuperara su salud. El zorro se encontraba muy débil, así que durmió la mayor parte del camino. Cuando por fin despertó se mostró muy nervioso pero luego de ser alimentado, se mantuvo en calma.

Debido a que encontraba muy débil, durmió casi todo el camino.

Al despertar pudo alimentarse de una lata de salchichas que los pescadores le ofrecieron.

Al llegar a tierra el zorro fue liberado a su hábitat natural y el gran gesto de estos pescadores le salvó la vida a la pequeña criatura. Ahora se encuentra a salvo y uno de los pescadores confesó que de vez en cuando vuelve a ver al pequeño zorro cuando explora casetas viejas de perros.

Una gran hazaña por parte del barco de pesca de cangrejos “The Northern Swan” que navegaba frente a las costas de Labrador, Canadá; al final el zorro fue liberado en su hábitat, tal como debería vivir cada especie, y gesto de amabilidad por parte de los pescadores no puede ser más aplaudido por el mundo.

¿Qué opinas acerca de la forma en que actuaron estos hombres? ¿Qué hubieras hecho tu en el lugar de ellos? Si estás de acuerdo en que sería increíble que más personas nos inspiráramos con las buenas acciones, difunde.

Fuente: Concienciacolectiva

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: