Seguro has experimentado una situación similar a la siguiente: conoces a un hombre, te gusta muchísimo y sientes que tú también le gustas a él. Se deciden a ir a un par de citas románticas, no tienes duda de la química que hay entre ambos, así que te empiezas a sentir cada vez más segura de haber conocido al amor de tu vida. Y entonces, todo es hermoso hasta que él consigue darse cuenta que estás enamorada y que has empezado a imaginar todo un futuro juntos.

Luego, él solo decide romper la conexión que tenía y desaparecer por completo de tu vida. Cuéntanos si te sientes identificada. Después de la enorme tristeza, te preguntas qué pasó, qué lo hizo cambiar de parecer y muy en el fondo deseas que se dé cuenta que cometió un error y vuelva a ti. Incluso te aferras a la idea de que después de perderte se dará cuenta de tu valor porque no eres capaz de ver la realidad. Que no te quiere ni le importas lo suficiente.

Son muchos los casos de mujeres que aman a alguien y cuando bajan la guardia salen emocionalmente heridas. Lo más sensato parece enojarse y gritarle en su cara lo imbécil que es por dejarte ir, pero lee bien esto, aunque para algunos eso parezca un acto de valentía, la verdad es que no lo es. ¡No lo hagas jamás! Si alguien decidió que ya no te ama, que ya no te necesita, solo aléjate, no le prestes más tu atención y deja de gastar tu tiempo y energía en él. Si haces lo contrario, solo te verían como una mujer demente y desesperada.

No te conviertas en una mujer que no es capaz de ver las señales. Esas pistas de que a él se le está acabando el amor, de que ya no le interesas y que poco a poco se aleja. No seas tú quien espere a que él decida terminar la relación.

Tú eres la única responsable si pierdes el tiempo o te sientes muy triste por alguien que no merecía tu amor y afecto. En vez de pensar en “qué habría sucedido si…” preocúpate por salir de ese hueco profundo, de recuperar tu vida, y claro, de aprender la lección que esa situación te deja. No pierdas recursos vitales de tu parte en alguien que no lo merece, invierte todo lo que eres y tienes para dar en ti misma.

Si lo piensas bien, si vas en retrospectiva, notarás que las señales estaban allí, todo te indicaba que eras tú la que tenía que alejarse antes de que fueras gravemente herida. Pero no lo hiciste, te arriesgaste aun sabiendo que perderías. Ahora debes aprender de esa experiencia; ya conoces las señales y ya sabes lo que debes hacer si vuelve a pasar. No permitas más nunca llegar hasta ese punto. Te lo debes.

No te aferres a un hombre que se niega a tener el amor más profundo por ti, que no se preocupa por que te sientas bien y amada. No te sigas aferrando si esa persona que ya ha desaparecido de tu vida. La vida es demasiado corta para gastarla en personas que solo te hacen mal y no alimentan tu alma. Y ¿sabes qué? Lo mejor te está esperando porque vas a estar preparada, no vas a dejar que te vuelvan a herir.

Las mujeres fuertes no se aferran, cuando ven que una relación ya no tiene caso, si ya no se sienten respetadas y deseadas, se van; y se van para siempre justo en el momento que se dan cuenta de ese desamor. ¡Mantenlo en tu mente!

¡No olvides COMPARTIR este artículo con todos tus familiares y amigos de Facebook!

FUENTE: FOROMUJERAMOR

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS: